Ciclistas y motivación

Lo dicho, de ciclistas y de motivación va la cosa. Y es que encontrar motivación para un momento determinado no suele ser complicado, pero lo que sí nos puede costar más es saber mantenerla tras algún resultado que no nos parezca satisfactorio o acorde con el esfuerzo realizado. En esos momentos de bajón o de duda, debemos recordar y tener presentes varios puntos.

 Cosas a tener en cuenta para motivarte un poquito más

– No somos profesionales. El tiempo que se puede dedicar a los entrenamientos con y sin bici es limitado y dependiente de los pilares de vuestras respectivas vidas, como la familia y el trabajo. Pensad que los que terminan en los puestos cabeceros de las pruebas deben dedicar de 6 horas diarias en adelante a su preparación.

– Céntrate en mejorar lo que sí puedes, como tu alimentación, tu actitud/motivación sobre la bici, y sé consciente de lo que nunca podrás mejorar, ya sea por tu edad o por tu genética.

– Tras un resultado que piensas que no ha sido todo lo positivo que esperabas, busca los errores que crees que te han llevado a esa situación. No te martirices por haber enfermado, por haber tenido problemas mecánicos o alguna caída, son parte de este juego. Si no has tenido problemas de esta índole, ¿has pensado que igual pusiste el listón excesivamente alto?, a lo mejor pecaste de optimista al marcarte tu meta. Una meta es precisamente eso, una “excusa” para esforzarte, si sinceramente crees que has dado todo de ti, no deberías venirte abajo sino todo lo contrario, seguir entrenando para mejorar y esforzarme más para conseguir llegar a esa meta.

sagan5-1024x681

– Piensa siempre a largo plazo y actúa a corto plazo. Si quieres perder peso, empieza hoy mismo para obtener resultados más adelante. Si por ejemplo quieres mejorar en las subidas cortas, comienza a  incluir en tus entrenamientos algunos  ejercicios específicos para tal fin, verás cómo con el tiempo apreciarás las mejoras. Empieza de manera progresiva. Tus pasos deben ser graduales, para nada vale que de repente empieces a hacer series como un loco o dejes de comer de la noche a la mañana.

– Invierte en la medida de tus posibilidades económicas, pero siempre con cabeza. En primer lugar es muy que probable que cambiando algunas piezas de nuestra bicicleta seamos capaces de mejorar nuestro rendimiento, ya sea por funcionalidad o por ahorro de peso. También puede que nuestro propio equipamiento sea susceptible de mejorarlo, con un cambio de zapatillas por ejemplo, o añadiendo un sensor de cadencia a nuestros entrenos. Todos sabemos que es un hobby caro en relación a otros, pero que se adapta perfectamente a nuestro bolsillo.

Y no necesariamente tenemos que hacer un gran desembolso, igual un simple cambio como buscar un pequeño aparato de música para la zona en la que entrenemos en casa es más que suficiente, o decorar este cuarto con algunos posters o fotografías de nuestro gusto (paisajes, ciclistas, bicis de ensueño…).  Busca pequeños cambios que te saquen de tu anterior rutina y te supongan una pequeña motivación.

– Mantente informado. Si te alejas de este mundillo, te resultará más complicado volver a tener ganas de bicicleta. Compra de vez en cuando alguna revista del sector, o navega por las muchas webs dedicadas a los pedales, lee algún blog, participa en tus foros habituales… Mantente “conectado”.

– Un terreno en el  que casi todos los ciclistas podríamos mejorar es en nuestra alimentación. Todos sabemos que podemos perder algo de peso si hiciésemos desaparecer esas reservillas de grasa de nuestro cuerpo. Seguro que nos sale más barato perder  1 kilo de nuestro peso que rebajárselo a nuestra bicicleta a base de componentes ligeros.

– Por último y en mi opinión el punto más importante, disfruta de la bicicleta. Es la herramienta perfecta para estar contento con tu cuerpo y mantenerlo en forma, para liberar las tensiones diarias, para volver a casa como nuevo. No la abandones, ¡ella (casi) nunca lo haría! Derrota a tu lobo.

Atrévete, cambia, da el primer paso, derrota a tu lobo personal, el reflejo de tus miedos, tus indecisiones y dudas. No hagas de tu vida un borrador, puede que no tengas tiempo de pasarlo a limpio.

cycling4